jueves, mayo 26Noticias que importan
Shadow

5 recomendaciones para que las marcas utilicen el metaverso

Por Adriana Guzmán directora ejecutiva en  Brand PR Digital

¿Cómo deberían las marcas dar sus primeros pasos en el metaverso? De hecho, ¿qué es el metaverso? Si bien la idea puede parecer una novedad en este momento, podría decirse que existe un gran potencial para las marcas. Estas deben seguir algunas pautas: eligir sus objetivos, observar lo que está haciendo la competencia, buscar nuevas aplicaciones, planificar su entrada y mantener el equilibrio prueba-error para tener éxito.

La idea básica del metaverso no es complicada. En pocas palabras, el metaverso incluye cualquier experiencia digital en Internet que sea persistente, inmersiva, tridimensional (3D) y virtual, como si no sucediera en el mundo físico. Las experiencias del Metaverso nos ofrecen la oportunidad de jugar, trabajar, conectarnos o comprar (y para hacer las cosas más divertidas, las cosas que compramos pueden ser reales o virtuales).

Cada entidad que crea un mundo virtual lo hace con su propio acceso, membresía, derechos de monetización y formatos de expresión creativa, por lo que las especificaciones comerciales y técnicas varían ampliamente. El metaverso se refiere más al concepto de estos mundos y experiencias individuales y al reconocimiento de que estamos entrando en un paisaje más sustantivo e inmersivo que nunca.

Un puñado de empresas ya está dando forma al panorama, con empresas de entretenimiento y juegos. Los principales títulos de juegos de consola y PC, como Fortnite, de Epic Games, han normalizado el juego y la socialización con personas en entornos virtuales. Las plataformas de juegos más nuevas, como Roblox, permiten a las personas crear y jugar en mundos inmersivos creados y, a menudo, monetizados por los usuarios.

El metaverso se convierte en laboratorio para productos del mundo real | EL  ESPECTADOR

Sin embargo, el entorno inmersivo del metaverso no es solo una oportunidad para las empresas orientadas al consumidor. Desde capacitar a futuros cirujanos hasta implementar demostraciones de productos, hay muchas aplicaciones comerciales. Por ejemplo, el liderazgo de la empresa de tecnología Nvidia cree que invertir en simulaciones de metaverso de cosas como la fabricación y la logística reducirá el desperdicio y acelerará mejores soluciones comerciales.

Por su parte Microsoft está posicionando sus servicios en la nube para que sean el tejido del metaverso, utilizando su plataforma Mesh para permitir que los avatares y los espacios inmersivos se integren con el tiempo en los entornos de colaboración como Teams. Con entornos de trabajo remotos o híbridos provocados por la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 es probable que muchas de estas experiencias comerciales virtuales se vuelvan aún más creativas y relevantes para la forma en que las empresas se conectan con su gente y sus clientes.

Aún muchas empresas están al margen y dudosas de entrar al metaverso, es importante que cada marca encuentre su lugar y equilibre la ecuación riesgo-recompensa. Hacerlo requiere comprender lo que es posible, y las empresas que se están inclinando rápidamente pueden ofrecer inspiración y actuar como casos de prueba y de éxito.

Hay muchas marcas que aprovechan al máximo la parte de juegos del metaverso con experiencias de marca que son esencialmente patrocinios virtuales e inmersivos. Por ejemplo Nike está liderando su participación solicitando patentes para vender sus productos en este.

Las aplicaciones comerciales del metaverso se ven aún más realzadas por los nuevos comportamientos que están surgiendo en torno a la compra de productos y servicios directamente de las experiencias sociales, también conocido como “social commerce”. El comercio social se está convirtiendo en un porcentaje mayor del comercio electrónico en Estados unidos y se proyecta que alcanzó los $36 mil millones tan solo en 2021.

Con respecto a las redes sociales estas están dispuestas a capitalizar la intersección de donde las personas se conectan y compran no solo en un contexto de internet tradicional, sino también en un metaverso inmersivo en 3D. Las salas de exhibición virtuales, los desfiles de moda y los vestidores de repente tienen el potencial de pasar de la experimentación marginal a la adopción masiva.

Las marcas siempre deben estar en un modo de prueba y aprendizaje y el panorama digital en particular requiere curiosidad intelectual. El metaverso es potencialmente la próxima frontera de cómo los humanos usan internet para conectarse, comunicarse y realizar transacciones, por lo que no es opción para las marcas quedarse al margen.

Aquí cinco recomendaciones de lo que las marcas pueden hacer hoy para aprovechar su entrada al metaverso.

  1. Elegir sus objetivos. Identificar cuánto tiempo pasan sus clientes en el metaverso. Las marcas que se enfocan en el consumidor más joven, por ejemplo, no puedan darse el lujo de quedarse fuera de este por mucho tiempo. Esto es un identificador de qué tan pronto deben entrar a este .
  2. Analizar que está haciendo la competencia. Hay que comenzar a ver que están haciendo las empresas similares dentro de metaverso. Ayudan mucho los grupos de conversación en redes sociales, según sea el tema, se puede conocer que esta haciendo la competencia y de ahí analizar la estrategia a seguir para decidir entrar o no a este.
  3. Encontrar la aplicación correcta. Analizar si el metaverso le brinda oportunidades como empresa no solo para probar cosas nuevas, sino también para acelerar su propósito u objetivos de crecimiento de ventas, hay que encontrar la aplicación correcta para lograrlo. Casi todos los CMO (Responsable de marketing y publicidad de una empresa) ya han hecho, o pronto harán, un compromiso público con los ESG (environmental, social and governance) relacionados con la sostenibilidad, y pronto serán medibles. Habría que preguntarse ¿Qué se puede probar en el metaverso que le permita a la marca crecer su audiencia o su mercado?
  4. Planificar su entrada al metaverso. Si la empresa no cuenta con un equipo robusto de marketing hay que contar con una agencia de marketing y pedirle que comience a formular un punto de vista sobre cómo debería aparecer la marca en el metaverso y cuándo podría tener sentido. El trabajo de la agencia es observar atentamente los comportamientos de los medios de comunicación y las tendencias emergentes, por lo que es una gran oportunidad para incorporarlas y preguntarles qué están viendo en su cartera de clientes. ¿Qué pruebas podrían implementar para permitirle exponer su marca al metaverso?
  5. Prueba-error-corrección y éxito. Si la marca ya esta en él, hay que prepárese para el hecho de que todos los espacios nuevos presentan riesgos y recompensas; administrar en consecuencia, sabiendo que puede ser impredecible y carente de estándares. La buena noticia es que la pandemia nos hizo a todos mucho más ágiles que nunca -hablando tecnológicamente- y será un aprendizaje, prueba-error-corrección y éxito.

Hay que recordar que como en todo las marcas que adoptan nuevas estrategias y nuevas herramientas regularmente suelen tener mayor éxito, como dicen por ahí: el que pega primero pega dos veces.