jueves, noviembre 14Noticias que importan

10 FORMAS EFICACES DE USAR BIG DATA EN EL MARKETING

Fotografía por: Web Hosting en Unsplash.

Quien me conoce sabe que soy fan de los documentales de Netflix. Uno de los que vi recientemente, The Great Hack, me dejó pensando en la importancia que tiene el big data en el marketing a tal grado que cada vez más marcas apuestan por él.

Por Adriana Guzmán, directora ejecutiva en Brand PR Digital 

Para qué sirve y por qué es relevante el big data

Cuando hablamos de big data seguro te vienen a la cabeza muchas definiciones; es un nuevo tipo de dato, es información en tiempo real, es una nueva tecnología, son grandes volúmenes de datos o simplemente nos suena por ser la última palabra de moda.

Podríamos decir que es un poco de todo y no estamos equivocados al suponer varias definiciones. El big data es grande y complejo; se refiere a un conjunto de datos que son muy difíciles de procesar con los sistemas de gestión disponibles o las aplicaciones tradicionales de procesamiento.

Lo más complejo del big data es el ritmo al que evoluciona: antes teníamos pocas fuentes de información pero cada vez disponemos de más recursos nuevos de los que sacar más y más datos, como por ejemplo las redes sociales, los GPS, el wifi, etc.

También crece la velocidad a la que recibimos estos datos y eso dificulta la tarea de decidir cuáles son útiles y cuáles no lo son; es decir, verificar su veracidad.

Para gestionar esta gran cantidad de información entra en juego el business intelligence, conjunto de metodologías y tecnologías que permiten extraer, analizar y transformar los datos en información de utilidad para las necesidades de cada empresa.

El big data, a pesar de ser algo que suene más bien propio de los expertos en tecnología, física y matemáticas, es en realidad la mayor y mejor herramienta que los especialistas en marketing podemos usar para realizar campañas y estrategias.

10 formas eficaces de utilizar el big data en el marketing

  1. Sirve para elaborar estrategias de marketing personalizado: crear estrategias de comunicación adaptadas a nuestros clientes, según sus gustos, sus datos geográficos y toda clase de información.
  1. Cazar oportunidades en ventas: a partir de las segmentaciones podemos ver con más detalle cómo cambian los clientes y localizar las oportunidades de negocios. Por ejemplo, podemos ver qué productos ha visitado el cliente o ha comprado y recomendarle otro producto similar o complementario.
  1. Tomar decisiones en tiempo real más acertadas: si pongo un producto a la venta en una hora determinada, en un lugar determinado, con el real time y el big data podemos ver cómo ese producto se está vendiendo y tomar decisiones con base en los resultados.
  1. Tener visiones de negocio más precisas: tradicionalmente las empresas funcionaban con tablas Excel que se enviaban a todos los departamentos con el riesgo de que se perdían los datos entre unos y otros. Actualmente, el big data permite crear una estructura de datos única, sin que se pierdan datos entre departamentos.
  2. Ayudar en la segmentación de clientes: anteriormente analizábamos a los clientes según sus características, sobre todo socio demográficas. Actualmente, podemos ir viendo mes a mes y semana a semana cómo los clientes van evolucionando y enfocar así las estrategias sobre la marcha.
Photo by Adeolu Eletu on Unsplash
  1. Para detectar y evitar la pérdida de clientes: podemos ver con patrones cómo los clientes se comportan y detectar qué va a hacer que el cliente abandone la compra o la termine realizando.
  1. Detectar fraudes: de la misma forma se puede ver cómo hacen el pago las personas y ver en qué frentes somos vulnerables a nivel de seguridad.
  1. Cuantificar el riesgo: hay muchas clases de riesgo que se pueden detectar, ya sea relacionados con el abandono del cliente, con los métodos de pago o con estrategias de comunicación, entre otras.
  1. Hacer seguimiento de tendencias del mercado: gracias a los datos podremos ver cómo las personas desarrollan sentimiento sobre nuestra marca, cómo se mueven en el mercado, qué lanzamientos les gustan más, qué productos son los más vendidos.
  1. En la planificación y predicción: podremos predecir cómo va a ir el negocio con más probabilidades de acertar, gracias a la inmensa cantidad de datos podremos tener una planificación más exacta y aminorar gastos.

Dependiendo de los objetivos de las marcas y productos, las necesidades de análisis serán distintas y seguramente habrá muchos más usos para los datos. De cualquier forma, es esencial comprender lo que se quiere para definir bien los datos que más nos interesa conocer.

¿Ya eres usuarios de herramientas de big data? Cuéntanos si esta tendencia ha sido de apoyo en tu empresa y #HazMarketing.

Adriana Guzmán es colaboradora en diferentes medios de comunicación. Este artículo fue publicado el 06/08/2019 en RevistaNeo.com  míralo aquí 10 formas eficaces de usar big data en el marketing