jueves, abril 15Noticias que importan
Shadow

6 Cosas que puedes aprender de las personas exitosas

Michelle Obama & Oprah Winfrey

Por Adriana Guzmán directora ejecutiva en  Brand PR Digital

¿Alguna vez te has preguntado cómo personas verdaderamente exitosas como Bill Gates, Oprah Winfrey, Richard Branson o Michelle Obama se volvieron exitosas y continuaron sobresaliendo?.

uscando información y hablando con psicólogos, emprendedores y hasta con maestros en la fe encontré seis cosas que distinguen a los triunfadores del resto del mundo.

  1. Creen en Dios

Saben que la vida tiene problemas y dificultades y cuando las fuerzas se acaban activan su fe en un poder superior. Independientemente de cómo le llamen, universo, divinidad, energía o creador (a mi me gusta llamarlo simplemente Dios), confían en que ellos harán todo posible y lo imposible lo hará él.

  1. Se conocen y se aceptan a sí mismas.

Conocen sus fortalezas y debilidades. Se aceptan a sí mismos por lo que son y trabajan con lo que tienen, sus cualidades y las pontencian.

Piensa por ejemplo en personas como Bill Gates o J.K. Rowling. Aceptan y trabajan con sus personalidades introvertidas. No intentan ser algo que no son. Si hubieran pasado sus vidas luchando contra su introversión, probablemente no estaríamos disfrutando los frutos de su trabajo hoy.

3. Establecen metas congruentes con su personalidad, valores, intereses, fortalezas, habilidades, misión y propósito. No basado en sus impulsos, estados de ánimo o circunstancias inmediatas.

Martin Luther King Jr., la Madre Teresa, Steve Jobs y Nelson Mandela vivieron sus vidas basándose en quiénes eran realmente, en lo que valoraban, en lo que eran buenos y en lo que se dieron cuenta de que era su misión. Algunos de ellos pagaron muy caro seguir su camino. Pero dudo que alguno de ellos lo hubiera hecho de otra manera. Friedrich Nietzsche dijo acertadamente: “El que tiene un por qué vivir puede soportar casi cualquier cómo”.

      4. Toman el control de su vida

Al mismo tiempo, saben que a pesar de que están dirigiendo su nave, solo pueden controlarse a sí mismos. Entienden y aceptan que no pueden controlar lo que el mundo les pone en el camino, pero pueden controlar cómo reaccionan ante esos obstáculos. Saben que pueden anticipar y actuar antes de que el mundo actúe sobre ellos. Saben que si siguen avanzando, eventualmente llegarán a su destino.

  1. Aceptan que llegarán momentos difíciles.

Los tiempos difíciles son parte de la vida de aquellos que hacen grandes cosas. Saben que así es como funciona el mundo y no luchan ni se quejan de ello. Sin tiempos difíciles y fracasos, no hay aprendizaje, no hay crecimiento. Saben que nada que valga la pena lograr viene sin luchar. Saben que hay una diferencia entre sufrir y luchar. Como dicen por ahí se caen siete pero se levantan ocho veces.

El Dalai Lama escribió: “El dolor es inevitable. El sufrimiento es opcional “. Las personas exitosas luchan y sienten dolor, pero no sufren porque están viviendo sus vidas y persiguiendo metas que están en línea con quienes son, lo que valoran y lo que creen que es su propósito o misión de vida. Para ellos, vale la pena.

  1. Cumplen la meta y buscan más.

Las personas exitosas saben que una vez que llegan a su destino, encontrarán otro.Por eso, aceptan y disfrutan la lucha, porque saben que el viaje es el destino.

Y ahora la pregunta del millón ¿cómo lograr esta mentalidad?

Aprende todo lo que puedas sobre ti mismo. Reconoce y aprecia tu personalidad, valores, intereses, fortalezas y habilidades. Desarrolla tu fe que te haga seguir adelante cuando sientas que se te acaba la fuerza. Descubre quién eres y lo que realmente quieres y cómo hacerlo realidad.

Toma decisiones inteligentes. Las decisiones grandes y pequeñas, todas cuentan, tómalas en función de lo que es realmente importante para ti y tu propósito aunque eso implique alejarte de gente tóxica que no suma o buscar una nueva área de trabajo que te apasione.

Toma el control de tu vida. Controla lo único que puede controlar: a ti mismo. No seas una víctima de la vida. Avanza y actúa antes de que la vida actúe sobre ti.

Evalúa los contratiempos y los fracasos. Dependiendo de tu interpretación, pueden destruirte o mejorarte. Considera los contratiempos como oportunidades de crecimiento y mejora. No son fracasos si aprendiste.

Invierte tu tiempo. Realmente es lo único que tenemos y debemos atesorarlo, compartirlo con quien nos haga crecer. Inviértelo en lo que te apasiona, si lo que haces te gusta no tendrás que trabajar ni un solo día. Date cuenta de que solo tienes una vida para vivir, así que disfruta del viaje. Demasiadas personas viven por debajo de su potencial. No seas uno de ellos.