viernes, octubre 23Noticias que importan

ALEXIA MELOCCHI. ABSOLUTA PASIÓN POR EL CINE

Alexia Melocchi

Productora y consultora, Alexia Melocchi no sólo siente una obvia pasión por el cine, sino que de manera sorprendente conoce todos los aspectos de la industria. Con aproximadamente treinta años activa en el negocio, Alexia se ha posicionado como un referente, y es por ello que tenía que entrevistarla. Tras una charla de cine como industria y como arte, este es el resultado.

Por: Alejandro Carrillo

Fotos cortesia de Alexia Melocchi

AC: ¿Cómo es que decides entrar a la industria del cine?

AM: No diremos cuántos, pero vamos muchos años atrás, como treinta, ya lo dije… hablo seis idiomas, uno de ellos es español, y trabajé como traductora con un distribuidor de películas en Italia, y como él no hablaba inglés, me dijo que si quería hacer un dinero extra y lo acompañé a una convención en Estados Unidos y viajamos mientras él cerraba sus tratos y así vi el negocio y realmente me gustó. De manera que comencé a hacerlo, estaba muy emocionada, en aquel tiempo no había celulares ni emails, así que necesitabas estar presente. A los meses ya estaba en Cannes consiguiendo nuevos clientes de varias partes del mundo, así que me encantó porque podía hablar distintos idiomas y podía ver muchas películas. Así comencé, y después de varios años, como en el año 2000, me percaté de que había un nicho entre creativos internacionales y Estados Unidos, es decir, ser un conecte entre ambos mundos. Creo que no es fácil entender al artista internacional en su llegada a Hollywood y me apasioné mucho con el tema, así que comencé representando actores, escritores, productores internacionales, y desde luego con ello vino el producir yo misma, así que comencé con mis propios proyectos. Por cierto que vamos en círculos, porque ahora de nuevo represento a compradores internacionales que han pedido mi ayuda, eso además de seguir produciendo, así que en la vida vamos definitivamente en círculos.

AC: ¿Y cómo es que creas Little Studio Films?

AM: Lo creamos en el año 2000, mi socia y yo que es mi madre, quien también ha estado en la industria pero en el área financiera, y lo llamamos así porque soy gran admiradora del viejo Hollywood y de cómo nutrían al talento desde dentro. Nosotros somos un estudio pequeño, pero tenemos ese sistema. Trabajamos con gente que comienza abajo y los hacemos llegar a la cima. Es importante nutrir voces en este negocio y no sólo pensar en el dinero o lo que el mercado quiere, sino también nutrir y preparar el futuro, por lo que creamos Little Studio Films.

AC: Eres consultora también. ¿Cuál es el rol exacto que tienes en esta industria como tal?

AM: Hay mucha consultoría dentro de la industria. Algunas personas hacen financiamiento, otras distribución, otras producción… es básicamente tener a alguien en tu esquina apoyándote con conocimiento, contactos, habilidades, de tal manera que un proyecto vea la luz o una película pueda ser vendida. Ser consultora me permite ser un poco de todo lo anterior, ya que como productora o manager no podría, así que para mí es una definición más completa de lo que hago.

AC: Las películas en Hollywood han cambiado radicalmente desde la década de los 90, en donde filmes como Basic Instinct o Eyes Wide Shut, por ejemplo, fueron exhibidos de manera mainstream, lo que hoy sería imposible. Vivimos en una era en donde mainstream es ser parte de una franquicia o películas de superhéroes, lo que el maestro Scorsese llama ‘theme parks’. ¿Hacia dónde va esto?

AM: ¡Buena pregunta! Creo que la televisión es la nueva frontera, ya que el contenido que los estudios ya no están eligiendo, está siendo hecho en televisión, y con todas las plataformas actuales que están produciendo, se ha abierto un nuevo gran mundo en donde están dando voz a todas estas mentes creativas. El mercado está cambiando y hay que aprender a empaquetar de manera distinta los productos para que estos sean atractivos para la actual demanda. Por cierto, creo que es un gran momento para los creadores latinoamericanos.

Alexia on set with con Josie Davis

AC: Dices que ‘la televisión es la nueva frontera’. ¿Quieres decir con ello que las películas como las conocemos al menos, dejarán de existir?

AM: Lo que quiero decir es que actualmente la televisión es más abierta a ciertos contenidos o estilos, son más abiertos a expresiones artísticas que los grandes estudios tal vez no requieren actualmente como lo mencionaste… pero, hay que reconocer también que ahora en casa tenemos televisiones más sofisticadas, mejores bocinas, de tal manera que la experiencia casera se ha convertido en algo más parecido a estar en el cine, y desafortunadamente ir al cine se ha convertido en algo muy caro, lo que personalmente encuentro muy triste, ya que creo que no hay nada que se compare con un colectivo de gente viendo una película en la gran pantalla; no hay nada como tal. Creo que habrá un comeback, la manera de ver cine tradicional no es ni remotamente un dinosaurio. Después de la pandemia, la gente buscará experiencias colectivas, harta de estar aislada, y una de esas experiencias, será ir al cine. Así lo espero, soy una eterna optimista, si no no estuviera en este negocio.

AC: Ahora, ¿crees que la corrección política está afectando la creatividad hoy en día?

AM: Esto es interesante… creo que para alguien que está haciendo cosas en Estados Unidos lo puede afectar, ya que debemos recordar que Hollywood o la Costa Este son más liberales, pero el resto del país puede no estar tan abierto a ciertas actitudes, preferencias sexuales… hay que recordar que las películas hoy en día son un esfuerzo global, hay más financiamiento internacional, los mismo pasa con los actores y productores, así que creo que cuando estás fuera de las fronteras de Estados Unidos todo mundo puede tener la mente más abierta, así que creo que a nivel global no afecta tanto porque no dependen del mercado de Estados Unidos y pueden enfocarse más en las historias, mientras que aquí desafortunadamente sí afecta, nos guste o no.

AC: Has mencionado que Hollywood es liberal, sin embargo hemos visto una constante de racecard, gender card, lo que se conoce como identity politics. ¿No es difícil para creativos y productores lidiar con esto?

AM: Sí, lo veo en ocasiones. Hablas de ser incluyente, y sí, puede afectar a la creatividad, ya que es el otro opuesto del espectro. Creo que debemos de ser libres de crear como nos parezca conveniente independientemente del movimiento en boga. Pero tienes que recordar que aunque esto es arte, es también un negocio, así que debo pensar en compradores, y uno debe pensar en las diferentes necesidades. Hay demasiadas cosas en qué pensar ahora que antes no ocurría.

AC: ¿Por qué no tenemos ya a grandes estrellas como Tom Cruise o Julia Roberts? ¿Es Leonardo DiCaprio la última gran estrella? ¿Por qué si esto era garantía de negocio, ha dejado de serlo?

AM: Creo que la culpa la tienen las redes sociales, que han reacomodado el concepto que se tenía de estrella y lo que debe ser. Hoy en día, grandes talentos que pudiesen ser el nuevo Leonardo DiCaprio o la nueva Julia Roberts ni siquiera tienen la oportunidad de mostrar su talento y convertirse en esas grandes estrellas que moverían las taquillas y hacer que la gente vaya al cine a ver las películas sólo porque ellos están en ellas. Hoy en día todo es acerca de redes sociales, y el valor del artista se ha devaluado. Es triste y yo también me pregunto, ¿dónde está el nuevo Leonardo DiCaprio? También debo culpar a fenómenos como Kim Kardashian por ejemplo, ya no es acerca de qué tan talentoso seas, pero creo también que esto pasa más en Hollywood. Creo que en otros países la gente sí va al cine a ver a Javier Bardem o Marion Cotillard, pero aun así, no veo nuevos talentos surgiendo hoy en día, que tengan ese poder.

Alexia on set with Laura Harring

AC: Vamos de regreso a los 90. No existían las redes sociales, no existía TMZ, no había reality shows, al menos no como ahora. ¿Crees que la fama o el concepto de ‘celebridad’ se hizo barato o corriente?

AM: ¡Dios mío, sí! Estoy de acuerdo contigo. Creo que las celebridades se volvieron más accesibles, y por lo tanto perdieron su factor icónico. Si tienes a alguien como Jennifer Lopez con un post cada quince minutos, el misterio se pierde… las estrellas de antaño como Spencer Tracy, Katherine Hepburn, Audrey Hepburn, tenían un halo de misterio que se engrandece porque sólo las veías en la gran pantalla, y eso ya no lo tenemos hoy en día.

AC: Las cosas van y vienen, hay muchas tendencias. ¿Hacia dónde va el streaming y cómo crees que afectará a la industria como un todo?

AM: Creo que es navaja de doble filo. En algún modo siento que el streaming está haciendo mucho daño a la experiencia de ir al cine. Tengo clientes que han lanzado películas como La La Land que estarían en grandes problemas hoy en día, ya que esto está cambiando muy rápidamente, y en ese punto no es positivo. Además, también afecta a las ganancias de los productores y directores, así que es muy triste. Con la industria de la música fue distinto porque con el streaming las estrellas comenzaron a hacer conciertos y de ahí generaron su dinero, pero, ¿qué harán los directores? Ellos no pueden ir a hacer giras o conciertos. Así que es una navaja de doble filo porque por un lado hay más oportunidades de expresarse y exponer ideas, pero no hay el suficiente dinero como ganancias, para sobrevivir. O por ejemplo, ¿tener una película en el catálogo de Netflix te garantiza tu próxima película? En el sistema de estudios así es, tienes un éxito en taquilla y eres llamado para un siguiente proyecto, así que como ves, no es una respuesta tan sencilla.

AC: Tenemos el streaming, redes sociales, no hay grandes estrellas y las que hay son demasiado políticas o puritanas, no hay más ‘sex, drugs and rock n’ roll’, no hay un Studio 54 por ahora. ¿Esto daña a la marca ‘Hollywood’? ¿Dejará Hollywood de existir como lo conocemos?

AM: Tu teoría es muy apocalíptica, ¡espero que te equivoques! Como sabes tengo un podcast que se llama The Heart of Show Business y estoy tratando, con mi pequeño esfuerzo, que el corazón regrese a Hollywood, y espero, como la optimista que soy, que veremos más corazón saliendo de Hollywood próximamente. Aún existe el sueño de llegar a Hollywood, de ganar un Oscar… si los sueños mueren, ¿qué nos queda como sociedad? Nada. Tenemos que seguir soñando y mantener a Hollywood tal como lo conocemos.

AC: ¿Cuáles son los mercados más importantes para el cine fuera de Estados Unidos?

AM: Creo que la nueva frontera es América Latina. México es muy importante, también lo es España. El Medio Oriente era enorme en cuanto a distribución, ellos aman ir al cine. Creo que esos son los mercados que me vienen a la mente.

AC: Vayamos a conocer más de ti Alexia. ¿Tienes iconos?

AM: Bette Davis, Clark Gable… de hoy no sé, aún estando en la industria no puedo pensar en alguien, a menos que sean algunos ya maduros como Mel Gibson, Richard Gere, Anthony Hopkins, Helen Mirren, gente de ese nivel.

AC: ¿Con cuáles actores, vivos o muertos, te gustaría trabajar?

AM: Tendría que mencionar de nuevo a Mel Gibson, me encantaría trabajar con él, así como con Richard Gere. Amaría trabajar con Al Pacino, y de mujeres definitivamente con Helen Mirren, Meryl Streep, y mencionaría a Charlize Theron, ya que además de ser muy hermosa, está demostrando ser una gran actriz. Debo añadir que tengo un gran respeto por Angelina Jolie. Y ahora, de antaño, me encantaría trabajar con Gene Kelly, Bette Davis, Katherine Hepburn, Audrey Hepburn, Clark Gable, Spencer Tracy… todas esas estrellas.

AC: ¿Y directores?

AM: Paul Haggis, es grandioso, y Crash es para mí una de mis películas favoritas. González Iñárritu es grandioso también, y entre las directoras, Kathryn Bigelow.

AC: ¿Cuál es para ti el proyecto soñado, ideal, como productora?

AM: ¿Como el que me llevaría a ganar un Oscar? Tengo demasiados en mente… tendría que pensar al menos en unos seis en esta categoría. Me encantan las historias de viajes personales. Me gusta pensar tanto en un proyecto que sería para el Oscar así como un gran éxito en taquilla. Quiero ambos.

AC: Sé que esto será difícil para ti, pero, ¿cuáles son tus tres películas favoritas de todos los tiempos?

AM: Tendría que decir que Gone with the Wind, el gran clásico, hecho a la perfección en todos los aspectos. Tengo que mencionar a Cinema Paradiso, y creo que como tercera elegiría a Close Encounters of the Third Kind.

AC: ¿Tienes algún placer culposo referente al cine?

AM: Tengo que decir que películas de Will Ferrelll como Elf, a veces es importante ver películas sin carga alguna. También admito que me gustan algunas películas de acción como Misión Imposible, que no tienen un guión rebuscado pero son divertidas.

AC: ¿Es verdad lo que dicen, ‘there is no business like show business’?

AM: Sí, absolutamente. Es el único negocio en donde la creatividad y la habilidad de transformar el contar historias con un mecanismo mediático tan poderoso logra de manera potencial cambiar culturas, puntos de vista… sólo el cine puede lograr eso. Puedes ver otras expresiones artísticas como una pintura, y puede moverte y conmoverte, pero jamás en la escala en la que una gran película o un programa de televisión lo logran.

AC: ¿Qué sigue para Alexia Melocchi?

AM: Seguir produciendo por supuesto, haciendo consultoría sin duda, mi podcast definitivamente, master classes con el único propósito de crear una colectividad creativa, y ese es el objetivo de mi marca The Heart of Show Business, así que veremos a dónde nos lleva. Como proyectos particulares tengo la serie de televisión Braveheart acerca de Robert Wallace basada en el libro de Seoras Wallace; tengo también una comedia romántica de Navidad con Maeve Quinlan llamada Salvation Christmas dirigida por Lane Shefter; la película de acción Galleon, dirigida por Eric Brevig y producida junto a Marty Katz Productions; el thriller Wreckage, dirigido por Marco Ristori y protagonizado por Cam Gigandet y Emilie De Ravin.

Alexia Melocchi se despide dando un mensaje de optimismo, ya que dice que es momento de pensar más allá del dinero y poder comunicarnos de nuevo, arte que se ha perdido. También comenta de la importancia que es el aliarse con las personas indicadas en cualquier industria, el saber cómo ejecutar y presentar proyectos, y que nunca se deje de creer en uno mismo y en lo que uno puede lograr, haciendo constantemente énfasis en los canales de comunicación adecuados, y francamente, no puedo estar más de acuerdo con ella.

Images IG: @Alexiamelocchi