jueves, abril 15Noticias que importan
Shadow

Anclados Wine: La excelencia del vino mexicano en el extranjero

Tuve la oportunidad de tener una tarde acompañada de comida y vino delicioso con la emprendedora y visionaria Diana Roca, quien actualmente se está enfocando en poner a México en el mapa más allá de sus fronteras por vez primera en cuanto a vinos. Es bastante inspirador el motivo, el amor y todo lo que hay detrás de cada botella de Anclados Wine y de los cuales seguramente, estaremos escuchando más próximamente. Sin duda una charla que estoy seguro, agradará a cualquiera sea o no, amante del buen vino.

Por: Alejandro Carrillo

Fotos cortesía se Anclados Wine 

AC: ¿Cómo es que decides crear Anclados Wine?

DR: Viviendo en Los Ángeles me di cuenta de que no había vino mexicano en ningún restaurante al que iba, entonces yo siendo de Torreón, una región muy cercana a Parras, zona vitivinícola con muy buenos vinos, surgió ese reto de traerlo. La gente me pregunta si México produce vino, porque piensan que solo producimos tequila o cerveza y eso me llegó. Entonces conocí a un amigo acá catador de vinos, le llevé un vino de nosotros y le encantó, le sorprendió bastante la calidad del vino; eso me abrió los ojos y pensé que sería una muy buena idea traer buen vino de calidad a Los Ángeles.

AC: ¿Lo del vino se da por el amigo que conociste o ya traías un proyecto en mente?

DR: Mi novio apenas comenzaba el proyecto en México, él tampoco se dedicaba al vino, fue un proyecto totalmente nuevo y le dije sobre la oportunidad que vi acá de ser los primeros al menos en el área de calidad de buen vino, porque en los restaurantes a los que voy a cenar nunca aparece el nombre de México… hay italianos, franceses, todos los que tú quieras, pero nunca de México. Sé que tenemos la calidad para competir con cualquier vino de nombre y me quise atrever a comenzar el recorrido, it´s a journey, de empezar a salir, que nadie te conozca pero poco a poco que la gente lo pruebe; y en eso estamos, solo que la pandemia lo ha puesto un poco difícil.

AC: Este vino es de Parras, ¿cómo enfrentas las oportunidades ante otras regiones en México sumamente comerciales como lo es El Valle de Guadalupe a pesar de que la primera vinícola se estableció, de hecho, en Parras?

DR: Es muy interesante también porque cuando menciono a las personas un vino mexicano, la primera reacción es: “¿México hace vinos?”; y la segunda, cuando sí saben que hace vino es: “ah, es de Baja”… Baja lleva años, y también Parras pero no se le ha dado ese empuje publicitario y no estoy segura, pero imagino que lo que pasó con Baja es que se juntaron varios productores y le dieron ese empuje en el extranjero, porque sí encuentras esos vinos aquí, aunque no en todos lados, y no en restaurantes de cierto nivel.

AC: Obviamente eres arriesgada, emprendedora y ambiciosa… ¿No tienes en tus planes hacer de Parras algo como El Valle de Guadalupe?

DR: Claro, la visión de mi novio y sus socios es hacer crecer el turismo en la región simplemente con la construcción de otra nueva bodega, un hotel boutique, estas instalaciones que atraen más gente porque realmente bodegas en Parras hay muy pocas, entonces ahorita ya con nosotros hay una más, llega más gente y se va abriendo un nuevo hotel, y poco a poco va creciendo. Queremos empujar para lograr una clase de San Miguel, porque es el feeling que tiene Parras, es un Pueblo Mágico.

AC: ¿Cómo ves la situación de Anclados a nivel internacional? En cuanto a calidad, nombre, etc. ¿Cuál es tu proyección?

DR: Llegar a ser un vino que se conozca en todo el mundo como una buena referencia de vino mexicano, llegar a crear una marca como lo son las grandes como Petrus. Estoy apuntando a lo más alto, pero dicen que si apuntas a la Luna, aterrizarás mínimo en las estrellas, y todo lo que estamos haciendo en Anclados es de la mejor calidad desde el corcho que se usa hasta el diseño o las redes sociales, el cómo lo queremos proyectar y obviamente el proceso del vino… queremos poner a México en el mapa como una zona respetable en producción de vino a nivel internacional, y eso fue lo que me llamó la atención, ese fue el reto, poner a México en alto porque hay quienes se dedican a la producción masiva y no le ponen atención a todos los detalles que conlleva hacer un buen vino y por eso hay gente que me ha dicho que ha probado vinos mexicanos pero no son buenos.

AC: ¿Cuál es tu estrategia para que tu vino sea conocido pero sin caer en un vino que se vende en tiendas de conveniencia para tomar un viernes por la noche y no para disfrutar realmente del vino en sí?

DR: Un punto es el precio, quiero que sea accesible a la mayoría pero sin que sea un vino barato.

AC: Quitando a Anclados Wine, ¿cuáles serían tus vinos mexicanos favoritos?

DR: De Baja me gustan mucho los blancos de Monte Xanic, no recuerdo si chardonnay o sauvignon blanc… y a mí no me gusta el vino blanco, soy de tinto pero probé ese y me gustó mucho, y también de Monte Xanic Gran Ricardo que es tinto. Y de Parras, Parvada la vinícola donde se crea Anclados y tiene otros muy buenos porque la enóloga es muy buena y todo se cuida mucho. 

AC: Además de Petrus a nivel internacional, ¿cuáles son tus vinos favoritos?

DR: Me gustan los vinos con cuerpo como el cabernet franc, el cabernet sauvignon; me gustan algunos de Napa, de Santa Bárbara, Daou de Paso Roble tiene unos muy buenos, Silver Oak, me gustan las regiones España y Francia más que Italia, me gusta Tempranillo, Alion de Vega Sicilia sería uno de mis favoritos. Vega Sicilia sería mi modelo a seguir, se enfocan mucho en la calidad y entre los conocedores de vino tiene ya su nombre en el mapa, y esa es mi visión para Anclados, aparecer en el mapa entre la gente que disfruta de un buen vino a precio medio. No tienes que pagar cien mil pesos por un excelente vino. Una vez hicimos un blind testing mis amigos y yo, uno de ellos compró un vino de mil dólares y al final ganó Anclados que cuesta cincuenta dólares.

AC: En cuanto a la experiencia completa… lugar, clima, calidad del vino, etc. ¿Qué regiones de vinos te gustan más, ya sea en México o internacionalmente?

DR: Siendo honesta, me faltan viajes a viñedos que es de hecho lo que quiero hacer cuando se pueda viajar, pero de los que he visitado sería Paso Robles por la experiencia que tuve, fuimos a Daou y nos recibieron los dueños; tú llegas, te traen el maridaje para los vinos, la vista es la mejor que hasta ahorita he visto… no tiene fin.

AC: Hablando de maridaje, menciona con qué haces el maridaje ideal con el vino de Anclados.

DR: El vino que manejamos en Anclados es un cabernet Sauvignon, es un vino balanceado que puedes tomar solo, es muy amigable pero por decirte algo sería con arándanos con miel con el queso que más te guste, jamón serrano… yo lo acompaño con lo que sea honestamente.

AC: Además del plan que tú tienes, ¿qué proyección ves para Anclados y Parras en un futuro mediano-largo plazo?

DR: Yo creo que Anclados puede abrir la puerta de manera internacional a Parras porque estamos llevando su nombre en cada botella y ahorita estamos en California; estamos por entrar a Texas y también por abrir el mercado de Bélgica y Holanda por lo pronto… veamos cómo lo acepta el mercado que produce tantos vinos buenísimos localmente; mi idea es empujarlo a nivel mundial poco a poco y yo creo que la marca Anclados puede hacer que Parras se vuelva un lugar turístico y conocido.

AC: ¿Cómo describes a Anclados en una frase?

DR: No podría ser una… en Anclados estamos comprometidos en crear el mejor vino mexicano para el mundo with love being our fundamental fuel, eso significa Anclados, en pocas palabras creemos que cuando cuidas algo y tienes paciencia crece, y nosotros enfocamos mucho esto al amor, nuestro slogan es live love.

AC: No encuentro una mejor forma de cerrar esta conversación, ¿algo más que quieras agregar?

DR: ¡Prueben Anclados!