jueves, noviembre 14Noticias que importan

EL MOMENTO DE KELLY STYNE.

Kelly Styne

Nacida en Cleveland, Ohio, Kelly se encuentra ahora en Los Ángeles, en donde combina su pasión por la pintura con su vida familiar. 

Hablar con Kelly es muy gratificante, es una mujer sincera, directa y con una clara visión de lo que hace y desea. Su determinación la ha llevado a emprender junto a su carrera artística, una faceta como empresaria, además de ser parte de la junta del Hospital Resnick de Neuropsiquiatría de la U.C.L.A. Para charlar acerca de su vida y su carrera, me encontré con ella en Los Ángeles.

Por: Alejandro Carrillo

Fotos cortesía de Kelly Styne

AC: Kelly, ¿cómo es que decides ser artista, pintora?

KS: Es una loca historia, siempre he trabajado en espacios creativos. He trabajado en la industria del cine y como periodista en GQ por cinco años, y después tuve una línea de ropa con el decorador de interiores Waldo Fernández, y cuando mi hijo menor estaba en la Universidad, yo pensaba en qué hacer por el resto de mi vida. Tomé una clase de arte ‘por mientras’, e hice como diez pinturas y se las mostré a un amigo, quien a su vez decidió mostrarle a un amigo suyo dueño de una galería y todo comenzó desde ahí. Realmente nunca lo planeé.

AC: Increíble, pero ya tenías la visión artística y creativa, solo era cuestión de tiempo.

KS: Sí, siempre he estado en espacios creativos y algo que fue maravilloso para mí fue mi línea de ropa Waldo Kelly, la amaba, y como te digo, la pintura fue algo que solo haría por mientras, en lo que encontraba qué hacer, pero sucedió y aquí estoy ahora.

AC: Veamos… estás en distintas facetas, empresaria, periodista, pintora… ¿Cuál a afecta a cuál? ¿Cómo se distribuye el radio creativo?

KS: ¡Dios mio! Todas conviven por igual. La moda, el cine… todo lo que veo a mi alrededor diariamente me hace pensar en colores y se queda en mi cabeza hasta que lo expreso de alguna manera.

AC: Mencionas el cine. ¿Cuáles películas te han marcado o más te han inspirado?

KS: No sé si pueda elegir, pero por ejemplo recién he visto ‘Almost Famous’, también la otra noche ví ‘Casino’… es que todo lo que veo tiene algo que se queda en mi cabeza y trato de que se muestre en un contexto positivo.

AC: Tus obras son la perfecta muestra del pop art y lo abstracto. ¿Cuál fue causa y cuál consecuencia?

KS: Mis primeras pinturas fueron abstractas y después comencé a experimentar con cosas que quería decir y tuve un episodio cercano con salud mental y comencé entonces a crear mensajes positivos. Es muy loco porque una galería tenía como siente de mis pinturas con mensajes y las vendieron todas en 24 horas, así que sabía que estaba haciendo algo bien. Me gusta tener dos estilos, la gente responde de manera diferente.

AC: Hablemos de tu arte abstracto. ¿De donde viene?

KS: Realmente amo a Mark Rothko, parece un arte simple y limpio, pero en realidad es muy evocador y profundo, y amo la mezcla de simplicidad y complejidad de ello. 

AC: ¿Te despiertas pensando en lo que vas a hacer, con un plan digamos, o simplemente te dejas llevar?

KS: Es una buena pregunta… creo que literalmente planeo. Por ejemplo, los lunes sé que quiero comenzar mi semana pintando, así que durante la semana previa o el fin de semana me preparo y tengo listos los lienzos… sí, pienso en todo esto. Odio llegar al estudio sin saber qué es lo que quiero pintar, pero a la vez también es importante tomar tu tiempo. Este verano decidí tomarme más descansos, porque sabes que hay artistas que se vuelven locos y puedo entenderlo completamente.

AC: Sin duda. Hay demasiadas historias al respecto, artistas literalmente perdiendo la razón.

KS: Claro, tiene todo el sentido.

AC: ¿Es entonces un riesgo que corren los artistas?
KS: ¡Claro! Es una posibilidad porque es una conexión muy personal y efusiva al mismo tiempo.

AC: ¿Cómo lidias entonces con ‘el lado oscuro’ de la personalidad creativa?

KS: Puedes tener ese lado porque el artista hace un esfuerzo muy solitario, es un proceso solitario. A veces estás en un mal humor y la pintura no sale como quieres y entonces pinto todo de blanco y a empezar de nuevo… 

AC: ¿Y te has arrepentido de hacer eso?
KS: No, realmente no. Al final todo salió muy bien, pero el resultado fue una pintura completamente distinta a la que había creado inicialmente.

AC: Tus pinturas pop tienen mensajes muy positivos y creativos. ¿Son una consecuencia, digamos de un mal humor, o al contrario?

KS: No, para nada. Sólo espero que sean graciosos o que te hagan pensar. La base de estas pinturas son colores muy brillantes que uso sobre blanco porque quiero que ese brillo resalte al igual que los mensajes positivos. ¡Eso espero!

AC: Tengo el honor de entrevistar a muchas personas creativas, y eso me lleva a preguntar lo siguiente por la era en la que vivimos. ¿Crees que la corrección política afecta a la creatividad?
KS: Realmente no quiero ofender a nadie. Soy una persona muy inclusiva y lo último que quiero es ofender a alguien. Por ejemplo, me encanta nombrar a mis pinturas tanto como hacerlas, y a veces los títulos pueden parecer ‘oscuros’, pero en realidad no es más que una broma, con la intención de que sean graciosos. Creo que no hay que tomarse las cosas tan en serio, al final todos terminaremos donde mismo.

AC: ¿Pero ha afectado tu proceso? ¿Has querido dar un mensaje del que te has arrepentido por la alta sensibilidad social actual?

KS: Interesante… cuando tenía mi línea de ropa, cada temporada teníamos un mensaje en prendas de cashmere, pero ¿cómo ibas a saber que un sweater solamente negro era de nuestra marca? Por ejemplo, nuestro mensaje en una ocasión fue ‘La Paz es Valiente’, y por alguna razón quería que este mensaje llegara a Nelson Mandela, no sé por qué, e irónicamente terminé teniendo una fiesta en mi casa para su nieto. Mandela ya había muerto, pero para mí eso fue como que el mensaje le había llegado a él. Lo que quiero decir con esto es que realmente los mensajes que envío son de paz. Soy amante de la paz, así que mis mensajes son graciosos, de paz, positivos.

AC: ¿Y ocurre lo mismo con el arte abstracto?

KS: Es literalmente una combinación de colores, van surgiendo solamente. El arte es muy subjetivo.

AC: ¿Crees que un artista nace o se hace?

KS: Creo que está dentro de la persona. He trabajado en moda, negocios, y al final para mí todo es arte, es crear. 

AC: Y hay muchos artistas que no tuvieron una ‘educación formal’.

KS: Así es, al final lo que te hace feliz es la respuesta de la gente.

AC: ¿Cuál es la respuesta de la gente? ¿Qué mensajes recibes por tu arte?

KS: Amo que grandes coleccionistas están comprando mis obras, se siente maravilloso que te digan que aman tu trabajo, no se puede negar. 

AC: ¿Tienes algún target específico en mente cuando creas?

KS: Honestamente sólo quiero que la gente tenga las pinturas en su casa o donde deseen y que transmitan, digamos, felicidad. Una persona compró una de mis pinturas y la colocó al lado de un Picasso y me quede ¡Wow! Es increíble. 

AC: ¿Cómo afecta el ser una persona creativa en tu día a día como individuo?

KS: Me hace sentir segura el tener mi propia historia, tan sólo al estar aquí sentada y ver detrás de tí a todas las flores y toda el área verde me parece tan hermoso, la naturaleza, es muy bello.

AC: ¿Qué te hace llevar el día a día?

KS: La dicha, mi familia, mis amigos, tengo demasiada energía. Me gusta interactuar con la gente y también amo tomarme el tiempo de respirar, hacer yoga.

AC: El activismo y los artistas van de la mano. ¿Crees que los artistas deben mezclarse en las causas y el activismo o que ello sólo obedece a intereses personales?

KS: ¿Tú crees que deban mezclarse? La verdad es que yo no veo las noticias, realmente no puedo, es tan deprimente. Me gusta hacer sonreír a alguien con mi arte, enviar un mensaje positivo.

AC: Creo que es una estupenda respuesta. Los nombres de tus pinturas me parecen geniales. ¿Cómo los creas?

KS: Honestamente no lo sé, pero sí sé que amo nombrarlos. Por ejemplo ’Chicken Enchilada’ simplemente vino a mi mente, sólo así. ¿Te gusta?

AC: ¡Si, es perfecto! ¿Tienes iconos?

KS: Sí, muchos. Mujeres como Jackie Kennedy, Lauren Hutton, artistas como Mark Rothko, son tantos. 

AC: Eres una mujer de familia, y con el feminismo actual pareciera que ello no está en boga por ponerlo de una manera. ¿Cuál es tu opinion al respecto?

KS: He pensado en ello. Cuando me casé yo era quien ganaba más, pero después las cosas nos funcionaron muy bien, y cuando estaba embarazada de mi segundo hijo decidí que era tiempo de ser madre. Ya había sido empresaria, había trabajado en GQ… entiendo que para muchas mujeres es difícil el ambiente de una oficina, por ejemplo, aunque debo decir que no es tanto por los hombres, sino son mujeres que hacen la vida difícil a otras mujeres. Desgraciadamente así es.

AC: ¿Cuáles son tus libros favoritos?

KS: ‘To Kill a Mockingbird’ es uno de mis libros favoritos. Recién leí ‘Maybe You Should Talk To Someone’. Estoy en un club de lectura, así que leo todo el tiempo.

AC: Si es que escuchas música al pintar, ¿cuál escuchas cuando pintas abstracto y cuál cuando pintas pop?

KS: La verdad es que no tengo algo definido, pero lo que sí puedo asegurarte es que la música influye en la obra, es definitivo.

AC: ¿Cómo llevas el ser madre y artista al mismo tiempo?

KS: Bueno, ellos ya están mayores, pero creo que al principio como que no lo creían del todo, y ahora incluso hasta me preguntan en qué pueden ayudar, y sí, tal vez ayuden un poco (ríe).

AC: Cuéntanos de tu línea de accesorios.

KS: ¡Ya está lista! Los pueden adquirir en mi pagina oficial www.kellystyneart.com y parte de las ganancias serán destinadas a la fundación de salud mental de la que formo parte (Hospital Resnick de Neuropsiquiatría de U.C.L.A.), y estoy viendo la colaboración con un cliente de mi esposo, el actor Noah Centineo, que es un joven muy dulce y una gran estrella en potencia. Su fundación se llama ‘Favored Nations’ y tiene un área de salud mental, así que estoy viendo eso también.

AC: Arte, accesorios, estás muy ocupada. ¿Qué sigue para Kelly Styne?

KS: Pues de momento estoy en pláticas con dos cadenas de hoteles que han mostrado interés en mis pinturas, estoy en juntas con galerías, seguir creando.

Charlar con Kelly es una verdadera delicia, una mujer de familia que posee una visión artística muy profunda que le da un carácter firme y amable al mismo tiempo. Kelly es sin duda una people’s person, y de hecho me comenta que trece matrimonios se llevaron a cabo porque ella presentó a las personas adecuadas, lo cual es sin duda impresionante. Así que después de comentar que bien podría tener una carrera alterna como matchmaker profesional, me despido de ella, pensando en mi soltería y con la satisfacción de haberme enriquecido con el conocimiento y pasión de Kelly Styne.