jueves, diciembre 9Noticias que importan
Shadow

HIP PRESENTA EL REPORTE “INVERTIR EN PARTERÍA, UNA RUTA PARA REDUCIR LAS DESIGUALDADES DE GÉNERO”

De izquierda a derecha, Dr. Javier Dominguez Consultor, Lucía Illescas Asociación de Parteras Profesionales, Elsa Santos, Coordinadora de Programas de Partería, Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA), Sebastiana Vázquez Coordinadora de Sakil Nichim Antsetik, y Mireille Posse, Gte. De Programas de HIP.

Redacción

Reportero Gráfico Diego Pelcastre

Hispanics in Philanthropy (HIP) presenta el reporte “Invertir en Partería, una Ruta para Reducir las Desigualdades de Género” el cual aporta elementos de análisis sobre las principales brechas en materia de salud reproductiva, educación y empleo en las mujeres mexicanas. Así como la relevancia de invertir en la formación y contratación de personal de partería competente, motivado y respaldado para mejorar la calidad de la atención, los resultados maternos, neonatales, contribuir a la reducción de brechas y dar impulso al desarrollo.

La presentación se realizó en un evento en el cual participaron Mireille Posse, Gerente de Programas de Hispanics in Philanthropy, el Doctor Javier Domínguez, Consultor, quien presentó el reporte, y Sharon Bissell, Directora de la oficina en México de la Fundación MacArthur. Asimismo, se llevó a cabo un diálogo con organizaciones y organismos internacionales que forman parte del Movimiento de Partería en México: Sakil Nichim Antestik, la asociación de Parteras Profesionales y  el Fondo de Población de las Naciones unidas en México (UNFPA).

Internacionalmente se reconoce que para alcanzar un acceso universal a servicios de salud materna y neonatal, es necesario contar con personal suficiente y calificado, incluyendo parteras profesionales. Sin embargo, la partería no ha tenido una clara definición de su participación en el sistema de salud, por lo que el gobierno mexicano, en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, está liderando un movimiento para fortalecer su papel.

HIP ha determinado contribuir a los avances en la profesionalización y reconocimiento de la partería. Para ello, mediante el proyecto “Fortalecimiento del Campo de la Partería en México”, busca que esta no sea solo una forma de contribuir a la salud sino también para reducir las desigualdades de género.

LA CONTRIBUCIÓN DE LA PARTERÍA

Dr. Javier Dominguez Consultor

Los Modelos de Partería pueden contribuir significativamente a la consecución de las metas de 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) los cuales son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, hacer frente al cambio climático, y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad,  sin que nadie quede atrás para 2030.

 

Los ODS a los que contribuye son:

ODS 3 Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Principalmente abona a la reducción de la mortalidad materna, garantizar acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva.

ODS 4 Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Abona principalmente a Asegurar el acceso para todos los hombres y las mujeres a formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria.

ODS 5 Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas. Abona a Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo. Y Asegurar la participación de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

ODS 8 Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. Para 2030, lograr el empleo pleno y productivo y garantizar un trabajo decente para todos los hombres y mujeres, y la igualdad de remuneración en el trabajo.

LAS PARTERAS ACOMPAÑAN EL PARTO Y HACEN MUCHO MÁS

Las parteras que cuentan con la educación y la reglamentación adecuadas, conforme a las normas internacionales, pueden proporcionar más del 80% de los servicios esenciales de atención requeridos por las mujeres y recién nacidos.

En el contexto social, epidemiológico y cultural del cuidado materno y de la/el recién nacido. Las parteras tienen el conocimiento y las destrezas requeridas, que constituyen la base del cuidado de alta calidad, relevante desde el punto de vista cultural, apropiado para mujeres, recién nacidos y familias en edad fértil.

En el cuidado pre-embarazo y en la planificación familiar. Las parteras proveen a la comunidad educación en salud y servicios de alta calidad para promover la vida familiar saludable, los embarazos planificados y la crianza positiva de niñas y niños.

En la provisión de cuidados durante el embarazo. Las parteras proveen cuidados de alta calidad en el pre-embarazo para maximizar la salud durante el embarazo, incluyendo detección temprana y tratamiento para la oportuna identificación de complicaciones.

En la provisión de cuidados durante el trabajo de parto y el nacimiento. Las parteras proveen cuidados de alta calidad y culturalmente sensibles durante el trabajo de parto, atienden partos limpios y seguros, y manejan situaciones de emergencia obstétrica.

En la provisión de cuidados para la mujer durante el período posparto. Las parteras proveen a las mujeres cuidados posparto integrales, de alta calidad, y culturalmente sensibles.

En el cuidado post natal de la/el recién nacido. Las parteras proveen cuidado integral de alta calidad a niñas/niños sanos, desde el nacimiento hasta los dos meses de edad.

LOS BENEFICIOS DE LA INVERSIÓN SOCIAL EN PARTERÍA

Invertir recursos en la partería contribuye a la mejora de los resultados de salud para las mujeres, especialmente para su salud sexual y reproductiva; pero también tiene efectos secundarios positivos en la reducción de brechas en diferentes áreas.

Mireille Posse, Gerente de Programas de HIP

“Si se fomenta la apertura de más escuelas de partería, se trabaja para estandarizar los planes de estudio y se genera la infraestructura necesaria para que las competencias de las parteras estén certificadas, la partería se convierte en una oportunidad para que las mujeres accedan a una educación profesional de calidad y con ello a la posibilidad de obtener trabajos mejor remunerados”, Afirma Mireille Posse, Gerente de programas de HIP.

El movimiento de partería en México se ha enfocado en diversas áreas entre ellas la capacitación de parteras profesionales. Este es un proceso incipiente pero que ha demostrado su importancia como una opción de trabajo y capacitación. Es importante adoptar y fortalecer políticas sólidas y una legislación aplicable para la promoción de diversas acciones que coadyuven a la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas en todos los niveles.

Este es un momento único para establecer el escenario para el crecimiento del movimiento de la partería, el financiamiento debe dirigirse a las estrategias mencionadas. A su vez, es importante proporcionar evidencia empírica para difundir las mejores prácticas a nivel nacional e internacional, promover el desarrollo de innovación en el campo y el intercambio de información, entre otras muchas cosas.

Para mayor información sobre el Movimiento de Parterías en México consulta www.hiponline.org 

Consulta reporte “Invertir en Partería, una Ruta para Reducir las Desigualdades de Género”

De izquierda a derecha, Dr. Javier Dominguez Consultor, Lucía Illescas Asociación de Parteras Profesionales, Elsa Santos, Coordinadora de Programas de Partería, Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA), Sebastiana Vázquez Coordinadora de Sakil Nichim Antsetik, y Mireille Posse, Gte. De Programas de HIP.

Todas las imágenes por Diego Pelcastre