jueves, febrero 22Noticias que importan
Shadow

La moda mexicana conquista Nueva York

Con información de Agencias

Diseñadores mexicanos se presentan en el Centro Ángel Orensanz respaldados por Art Hearts Fashion.

Nueva York, una de las grandes capitales de la moda mundial, se convirtió en el escenario del diseño mexicano durante el New York Fashion Week, a través de Art Hearts Fashion, una plataforma que impulsa el talento latinoamericano.

Los exponentes del diseño mexicano se presentaron en el New York Fashion Week del 7 al 10 de septiembre. El diseño mexicano se dio cita en el Centro Ángel Orensanz, ubicado en el East Side de Manhattan, la joya arquitectónica con inspiraciones góticas del medioevo europeo en donde Ángel Orensanz ha impulsado su fundación. Un espacio para diferentes manifestaciones culturales: incluida la moda.

Ahí Elizabeth Silva mostró su colección 90’s Icons, una propuesta dedicada a la nostalgia que inundó de glitter y lentejuelas la pasarela. Valverde mostró Portafolio, un muestra de 9 looks para mujer y 3 para hombre, conformada por vestidos, faldas, bustiers y jeans.

Edher Gin reflejó el diseño mexicano en prendas blacas y negras con transparencias, plumas y siluetas que rescatan la esencia hell and haven, con la colección Dios es Gay. La marca Dave hizo lo propio en colores vibrantes, sastredo y vestidos plisados que denotaban un gran trabajo textil a través de Anatomía de un golpe.

La marca firmada por Kiko Báez: Exclusivos Báez dio paso a Suspiro, una colección con siluetas icónicas, camisas, shorts, pantalones y algunos vestidos con toques metálicos y un extraordinario trabajo peletero. La firma mexicana de joyería TTEN mostró las piezas que conforman las colecciones Supreme y Padlocks en colaboración con la colección primavera verano de SOID STUDIOS NY.

Sergio Tirado con su colección Zanate dio paso a 22 salidas que incluyeron diferentes texturas, escotes pronunciados y colores metálicos. A través de Número 14 NoName Studio by Jonathan Morales dio un salto hacia los tiempos de escuela con las siluetas de uniformes escolares, faldas, blazers, boinas y pantalones cargo.

La oda al diseño mexicano concluyó con Jesús de la Garsa a través de Mystic, una colección de 20 salidas, compuestas por colores llamativos, pieles en tonos metálicos, plumas y siluetas muy estructuradas.