jueves, febrero 22Noticias que importan
Shadow

Liverpool Y Su Apuesta Por Autos Eléctricos, Un ‘Buen Golpe’ Para Fortalecer Marca Y Exclusividad

Con Información de: Agencias

iverpool usará su brazo de crédito para incursionar en la venta de autos eléctricos de la marca china BYD, una decisión que, si bien pareciera riesgosa ante la incertidumbre por el entorno macroeconómico, resulta atinada al adelantarse a ‘dar el primer golpe’ en abrir nuevos negocios y fortalecer el prestigio de la marca.

Recientemente, la tienda departamental anunció su incursión en la movilidad eléctrica a través de una alianza estratégica con BYD para comercializar autos de esta firma en cuatro showrooms en CDMX y área metropolitana a partir del primer trimestre de 2023.

Liverpool incursiona en un nuevo negocio en un momento donde varios elementos de la departamental se alinean: lo hace de forma distinta a otras tiendas que lo hicieron antes, además de elegir una marca acorde a su tipo de cliente, con una cartera sana y con recursos para hacerlo, coinciden analistas.

Para Carlos Hermosillo, analista independiente de consumo, en este escenario definitivamente aplica la frase popular de que “el que pega primero, pega dos veces”, pues la alianza se da bajo un esquema novedoso con una marca líder y competitiva.

“La incursión en el mercado automotriz pretende diversificar sus inversiones porque puede y tiene los recursos y la solidez financiera, un proyecto que se ve bastante prometedor”

aseveró Carlos Hermosillo.

Por su parte Marisol Huerta, analista senior de consumo de Bx+, comentó que si bien el segmento que Liverpool está atacando ‘no sorprende’, sí lo hace el nicho y la empresa, que en su opinión resulta muy positivo dado que es una apuesta controlada.

BYD, con gran atractivo

El atractivo inicial en BYD para una tienda departamental radica en que es una marca china que ‘viene fuerte’ a México, además de contar con una tecnología robusta y con vehículos de alta gama que bien pueden empatar con la estrategia y la imagen que Liverpool quiere proyectar, comentó Gerardo San Román, director para Latinoamérica de la consultora Jato Dinamycs.

Entre las otras ventajas para Liverpool, además de dar cierta exclusividad a su cartera de clientes, está la facilidad con la que la tienda departamental podrá establecer una red de soporte de servicios, considerando las bondades de los autos eléctricos frente a los vehículos de combustión interna.

Por otro lado, destaca el analista, están los objetivos de BYD, para quien el acuerdo estratégico con Liverpool podría suponer una prueba para determinar cuántos autos planea vender en el país y si le conviene entrar de lleno al mercado mexicano o solo mediante alianzas.

En momentos donde la industria aún padece la escasez de semiconductores, la marca china tiene la ventaja de sortear mejor esta crisis y permitirse extender sus horizontes fuera de China.

“China es un país que tiene mucha más capacidad de producción de semiconductores que cualquier otra parte del mundo, y ellos han podido sortear de una mejor forma este tipo de crisis que se está dando a nivel mundial”, aseveró

San Román.

Liverpool ‘sale del aparador’ con nuevos retos

Pese a lo novedoso de la incursión de la tienda departamental en un mercado tan incipiente en México como es el de los autos eléctricos, la apuesta supone una diferencia frente a jugadores como Grupo Elektra, quien a finales de 2007 introdujo su línea de autos “FAW” con la finalidad de que los consumidores mexicanos adquirieran un auto en términos accesibles.

La diferencia del intento fallido de Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, con Liverpool es que la departamental va por un cliente nivel medio a medio alto con la intención de comprar un auto amigable con el medio ambiente, una estrategia que analistas ven con potencial de ser exitosa.

A decir de San Román, un elemento importante a considerar también con esta apuesta de la departamental es el volumen de autos que va a desplazar BYD pues, dado que los precios de los vehículos eléctricos siguen siendo elevados, se tendría que generar algún tipo de incentivo al financiamiento de estas unidades.

Lo anterior debido a que además de que no son autos accesibles para todos los bolsillos, necesitan definir las garantías de mantenimiento adecuado, lo que dependerá del volumen para a su vez derivar en acuerdos con talleres o franquicias.

Además, un elemento clave que puede resultar atractivo para otros jugadores chinos es la falta de normativa en materia de autos eléctricos que permea en el mercado mexicano y que les permite usarlo como terreno de prueba.

“Claramente vamos a ver mucha más incursión de marcas chinas, que están mucho mejor posicionadas a nivel tecnológico; y si no cosechan este momento, cuando todos los demás están ‘cojeando’, sería muy tonto si no lo capitalizan”

precisó San Román.

Crédito, el brazo que ‘moverá’ a los eléctricos

La experiencia de Liverpool será clave para su alianza con BYD, al aportar fortaleza con su plataforma de créditos y servicios financieros, además del respaldo de su canal de e-commerce y de la red de almacenes y centros comerciales en donde tiene presencia.

Liverpool, en línea con otras departamentales, llega con baja morosidad en su negocio de financiamiento, algo que le permite participar con su alianza con BYD para el crédito automotriz.

Al tercer trimestre del año, la departamental cerró con un nivel de cartera vencida de 2.8%, el más bajo en los últimos diez años, incluso inferior a sus pares como Palacio de Hierro, de 3.79%, y Grupo Sanborns, que se ubicó en 3.0%.

“Liverpool tiene una cartera muy bien controlada después de la pandemia (…) tras sanear y cuidar mucho al cliente (…). Es algo que la empresa ya tiene muy medido, y es por eso que se atreve a entrar a este segmento”, recalcó Huerta, analista de BX+.

México llegará a 2023 con créditos más caros e inflación aún en niveles de más del doble de la meta de 3% +/- un punto porcentual, un contexto que Huerta considera que, si bien “apretará las finanzas de los consumidores”, Liverpool “ya debe tener medido” para atreverse a entrar al negocio automotriz vía crédito.