miércoles, mayo 22Noticias que importan
Shadow

Mírame, Critica por Doly Mallet

Redacción

El cine de terror en México ha dado de qué hablar en la actualidad y han resaltado títulos que proponen ideas interesantes que se mezclan con la cultura nacional y ese es el caso de Mírame, un filme de Pavel Cantú que además habla de la vida y de la muerte.

“Traté de hacer una película que no fuera meramente de género, busqué que tuviera más perfil de cine independiente y no la quise llenar de sustos innecesarios, creo que hay muchas de esas, pensé en hacer a los personajes más profundos”,

“Pero en particular, la historia comienza gracias a ideas que tenía sobre la mortalidad y la posibilidad de la conexión con la vida y evolucionó con la parte de las circunstancias de la vida del protagonista, Lalo, que es una persona que pierde a su papá, que se ve forzado a mudarse con su abuela, de la provincia a la ciudad”, agregó Cantú.

Sin embargo, el cineasta buscó darle un vuelco a la imagen y no caer en lugares comunes de cómo puede ser vista la Ciudad de México en las cintas, por esto, decidió llevar la historia a Xochimilco.

“Quise poner a Lalo en una situación desagradable para él, pero al llegar a una ciudad que es completamente diferente a lo que conoce o cree, aumenta esa incomodidad del personaje y lo vuelve más aislado para que se lograra una atmósfera más fantástica”, destacó.

A eso se le agrega el papel de la abuela, una persona es distante, estoica, casi  calculadora, que se ve que ha tenido un pasado difícil y de pronto tener que lidiar con su nieto; no parece que esté en su naturaleza y por su cuenta el protagonista hace lo propio cuando se incorpora a la escuela y conoce a Rana, a partir de ahí se desarrolla su historia sobrenatural que lo tiene entre dos mundos.

Pero la historia de Mírame tiene génesis con una vivencia de cuando era más joven el director, la cual lo llevó a hacer volar su imaginación.

“Cuando era joven, frente a mi casa había un edificio donde vivía un brujo que era frecuentado por clientes buscando reconectar con algún ser fallecido y me dejó muy marcado este concepto de poder conectar con alguien que ya no está con nosotros.

“De ahí parte la historia de este joven vulnerable que recientemente se queda sin padres y tiene que enfrentarse a la vida completamente solo”, relató el creativo.

Mírame estrenó durante la pandemia en festivales de cine; sin embargo, el cineasta cree que su creación debe llegar como protagonista a una pantalla, pues el contexto en el que se desarrollaron estos festivales no fueron los más adecuados para ninguna producción.

“Creo que le quitó mucha magia a las películas, no se ve igual en tu casa que en una sala de cine y aunque tuvo comentarios buenos por parte de la crítica, yo opino que el de la audiencia siempre es el más importante y desafortunadamente fue el que menos recibí. Así que esta será la oportunidad de verla en salas como se debe”, finalizó Pavel Cantú.

Mírame se estrena hoy en la Cineteca de las Artes, pero también puede ser vista en la plataforma de streaming Tubi.