jueves, diciembre 9Noticias que importan
Shadow

Invertir en digitalización, eficiencia y rentabilidad para las instituciones de salud

Con información de  NotiPress

En años recientes se ha acelerado la adopción digital en muchos ámbitos de la vida humana, incluida la salud, y se espera que la tendencia continúe. Para los expertos, invertir en la digitalización de los servicios de salud resultará en una mayor eficiencia y rentabilidad de las instituciones médicas. Las expectativas de esta tendencia se ven reflejadas en el mercado de registros electrónicos, una de las distintas herramientas para la digitalización de los servicios de salud. Según cálculos de la empresa de investigación de mercado Research and Markets, la demanda global de esta tecnología se valuaba en 2019 en 27.1 mil millones de dólares y será de 40.8 mil millones en 2026.

Para la empresa multinacional Siemens, el futuro de la atención médica será digital, aunque actualmente los datos no estructurados y la falta de capacidad analítica está retrasando esta transformación. Con el fin de salir de esta situación, la empresa recomienda gestionar los datos como un activo estratégico, aprovechando las herramientas analíticas, entre ellas, la inteligencia artificial (IA), para mejorar la toma de decisiones. En este sentido, la empresa de tecnología Philips coincide en señalar a las soluciones de automatización como herramienta clave en la transformación digital. Con ellas, sería posible reducir la cantidad de papeleo, en particular los relacionados con el ingreso de pacientes. Esto permitirá, en opinión de Philips, reducir los costos de personal y aumentará la eficiencia operativa de una institución de salud.

Además de este enfoque, datos de la Encuesta anual de salud digital en Europa 2019 señalan una tendencia enfocada en la capacitación digital del paciente. Es decir, los hospitales están trabajando con el fin de que sus pacientes puedan acceder y utilizar sus propios registros electrónicos de salud y contribuir a estos registros con datos autogenerados. En este sentido, en 2018, la empresa de servicios profesionales Deloitte registró un 60% de consumidores dispuestos a compartir datos de salud personales, generados por sus dispositivos portátiles, con su médico para mejorar su salud. En la actualidad, según expresa el doctor Jeffrey Ferranti, CIO de Duke Health en un reporte de Siemens, los dispositivos remotos y las tecnologías de atención virtual serán herramientas indispensables para mantener sanos a los pacientes fuera del entorno sanitario.

De acuerdo a Siemens, existen cuatro pasos críticos para conseguir la transformación digital de las instituciones de salud. El primero consiste en gestionar los datos como un activo estratégico, a través de la digitalización de las operaciones y la integración de datos precisos de fuentes dispares. Recomiendan también crear una comprensión holística de los pacientes y la visibilidad empresarial. El segundo paso sería potenciar las decisiones basadas en datos a nivel paciente y a nivel empresarial. Con este fin, sugieren tomar ventaja de la analítica, la evaluación comparativa y el uso de inteligencia artificial.

El tercer paso se refiere a conectar a los equipos de cuidado y a los pacientes, para coordinar mejor el intercambio de conocimientos y fortalecer la atención integrada en todo el sistema de salud. Finalmente, el cuarto paso para la transformación digital sería asegurarse de crear un sistema de salud basado en el aprendizaje, donde la optimización, la expansión y los avances en materia de digitalización sean continuos.

Poner al día los sistemas de salud en materia de digitalización de servicios requiere inversión, investigación y la creación de una cultura digital que evolucione continuamente. Sin embargo, los expertos señalan una mejor eficiencia y una mayor rentabilidad como recompensa de esta ardua labor.